top of page
  • Foto del escritorZamná

Explorando las posibilidades que el Tren Maya ofrece en términos de infraestructura

Actualizado: 4 dic 2023



El ambicioso proyecto del Tren Maya ha sido una de las principales apuestas del actual gobierno federal en materia de infraestructura. Con una extensión de más de 1,500 kilómetros, este tren turístico y de carga busca impulsar el desarrollo económico y social del sureste mexicano. A un año de su puesta en operación, vale la pena explorar y dimensionar las posibilidades que este megaproyecto ofrece.

Impacto regional del Tren Maya

El Tren Maya pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, conectando algunos de los principales centros turísticos del país. De acuerdo con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), se espera que la derrama económica anual derivada del tren ascienda a más de 8 mil millones de dólares para 2023.

"Con el Tren Maya se sentarán las bases para un verdadero desarrollo inclusivo de la región"

Esto representa una invaluable oportunidad para impulsar el bienestar de las comunidades del sureste, que históricamente han resentido rezagos en materia de conectividad e inversión pública y privada.

Conectividad e integración regional

Uno de los principales activos del Tren Maya es que permitirá una mayor integración entre los estados que atraviesa. Al conectar ciudades, puertos y sitios turísticos de alto potencial, se facilitarán los flujos comerciales, de bienes y de personas.

Asimismo, se consolidará una extensa red ferroviaria que comunicará regiones clave no solo para la economía local, sino para todo el país. Basta ver algunas de las rutas confirmadas:

Palenque-Escárcega

Esta ruta del Tren Maya conectará al estado de Campeche con ciudades emblemáticas de Chiapas, como Palenque. De esta forma se fortalecerán los flujos turísticos en la región, dinamizando destinos como las zonas arqueológicas de Palenque y Calakmul.

Cancún-Tulum

Otra ruta relevante será la que una los polos turísticos de Cancún y Tulum en menos de una hora y media de trayecto. Esta conexión por Quintana Roo impulsará aún más el turismo local e internacional.

"La ruta Cancún-Tulum será estratégica para nosotros", declaró la Secretaria de Turismo de Quintana Roo

Oportunidades ecoturísticas

Más allá de la derrama económica y la conectividad, el Tren Maya abre interesantes posibilidades para el turismo sustentable y ecológico. Al atravesar áreas naturales protegidas de gran riqueza ambiental, se potenciarán rutas ferroviarias diseñadas para la conservación y con un enfoque ecoturístico.



Selva Lacandona

Uno de los tramos del tren pasará por la mítica Selva Lacandona en Chiapas, hogar de imponentes árboles, ríos y cascadas, así como de comunidades indígenas lacandonas. Esto permitirá desarrollar un turismo responsable y controlado, contribuyendo a la preservación de uno de los pulmones naturales más importantes de México y América Latina.


Retos en sustentabilidad ambiental

Si bien el Tren Maya traerá beneficios regionales, también enfrenta algunos cuestionamientos y críticas, especialmente en materia ambiental. Preocupa el potencial impacto sobre reservas naturales y ecosistemas frágiles que se encontrarán a lo largo de su trayecto.


Deforestación

Uno de los mayores retos tiene que ver con la deforestación derivada de la construcción de las vías férreas. De acuerdo con un análisis de la organización civil Mexiconservación, se calcula una pérdida de al menos 30 mil árboles producto de las obras del Tren Maya. Esto obliga a plantear medidas compensatorias efectivas.


Conclusión: Dimensionando las posibilidades y retos

En conclusión, el ambicioso proyecto del Tren Maya traerá grandes posibilidades de integración regional, conectividad y desarrollo ecoturístico para los estados del sureste. Representa, potencialmente, un parteaguas para sentar las bases de un crecimiento económico más inclusivo en la región.


4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page