top of page
  • Foto del escritorZamná

¿Qué fuente de energía utilizarán los trenes del Tren Maya?



El Tren Maya se perfila como uno de los proyectos de infraestructura más importantes que se han emprendido en México en las últimas décadas. Con una inversión de más de 150 mil millones de pesos, este tren recorrerá 1,500 kilómetros en la península de Yucatán para impulsar la economía y el turismo en la región.


Un aspecto clave para la viabilidad del proyecto es definir la fuente de energía con la cual operarán los trenes. En este artículo analizaremos las opciones en evaluación, los factores que se deben considerar y la postura de las autoridades al respecto.


Combustibles fósiles: diesel o gas natural

Entre las alternativas iniciales estuvieron los hidrocarburos como diesel o gas natural, por ser tecnologías maduras y de precio accesible:


Diesel

  • Es el tipo de combustible que usan comúnmente trenes de carga y pasajeros en México.

  • Sin embargo, su uso en el Tren Maya tendría impactos ambientales y dependencia de precios internacionales.

Gas natural

  • Es un combustible más limpio que produce menos emisiones, pero requeriría inversiones en el abastecimiento regional.

  • Según el sector energético, "Llevar gas natural a la península de Yucatán sería muy costoso y complejo de implementar".

Energía renovable: ¿Opción viable para el Tren Maya?


Recientemente han surgido propuestas para que el Tren Maya opere con energías renovables, en lugar de hidrocarburos:

Energía solar

  • Se podrían integrar paneles fotovoltaicos en los techos y laterales de los vagones para aprovechar el alto potencial solar de la región.

  • Sin embargo, la generación solar tiene el reto de asegurar almacenamiento para operación las 24 horas.

Energía eólica

  • También es rica en Yucatán, y podría suministrar electricidad limpia a las subestaciones férreas.

  • Pero la transmisión de energía eléctrica a lo largo de toda la ruta tendría un costo elevado de implementación.

Postura de Fonatur: diésel como primera opción

Ante este panorama, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ha seleccionado diésel como combustible de lanzamiento para el Tren Maya, argumentando:

  • Es la opción que requiere menor inversión inicial en infraestructura de abastecimiento

  • Permite comenzar operaciones en el corto plazo, cumpliendo con la fecha meta de inauguración en 2023

  • No se descarta incorporar energías renovables y gas natural en el mediano plazo

Así, si bien por ahora priman criterios económicos y de rapidez, el proyecto ferroviario podría migrar hacia alternativas más amigables con el medio ambiente conforme crezca su operación.


Definir la fuente energética del Tren Maya requerirá un balance entre costos, impacto ecológico y plazos de implementación. El diesel facilitará una inauguración en el tiempo previsto por el gobierno federal. Pero la adopción posterior de energías renovables alinearía al tren con los compromisos del país en materia de cambio climático.

Sea cual sea la opción, electrificar este moderno sistema ferroviario con los abundantes recursos renovables del sureste mexicano parece ser el siguiente paso lógico hacia un futuro sostenible.

40 visualizaciones

Comentarios


bottom of page