top of page

Haz un Viaje Inolvidable de Cancún a Palenque en el Tren Maya

Actualizado: 26 feb



El Tren Maya es uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos en México de los últimos años. Consiste en una línea ferroviaria de más de 1,500 kilómetros que conecta las principales ciudades y zonas arqueológicas de la península de Yucatán.


Los turistas como a pasajeros locales, impulsando el desarrollo económico de la región así como alternativas de transporte más sostenibles. Su ruta parte de Cancún en el estado de Quintana Roo, atraviesa Campeche, Yucatán y termina en Palenque, Chiapas, con 15 estaciones principales en el camino.


Haz un viaje inolvidable de Cancún a Palenque en el tren maya

Cancún es el punto de partida. Ubicada en la costa caribeña, es uno de los destinos turísticos más populares de México gracias a sus playas de arena blanca y aguas cristalinas. Antes de abordar el tren, se puede disfrutar de sus zonas hoteleras, centros comerciales, vida nocturna y tours a las cercanas islas Mujeres y Cozumel.


Ya en la estación del Tren Maya, el viaje continúa atravesando la selva del sur de Quintana Roo. El tramo ofrece impresionantes vistas de la naturaleza, con su biodiversidad de flora y fauna. Se pasa por pequeñas comunidades mayas, donde se puede apreciar la cultura e historia de este pueblo originario.


Al llegar a la estación de Bacalar, hay oportunidad de visitar la Laguna de los Siete Colores, con sus asombrosos tonos azules por la composición de sus aguas. Este mágico lugar fue considerado por los mayas como sagrado.


Se sigue el camino en el tren con dirección a Campeche, apreciando los contrastes del paisaje, desde lagunas, hasta selva y zonas agrícolas. Se conocen los principales atractivos de la ciudad amurallada de Campeche, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Continuando el trayecto hacia Mérida, se disfrutan impresionantes vistas del Golfo de México. Al llegar a la capital de Yucatán, hay tiempo para explorar sus bellas casonas del centro histórico, saborear su deliciosa gastronomía local y admirar las joyas de su arquitectura colonial.


El viaje prosigue hacia Izamal, donde se localiza una de las estaciones más importantes del Tren Maya. Apodada “La Ciudad Amarilla”, despliega ante los ojos su imagen única con casas y edificios pintados de ese tono. EL contraste con el verde de la naturaleza es impresionante.


Ya en Chichén Itzá, Patrimonio Cultural de la Humanidad, se puede pasar el día entero conociendo una de las maravillas arqueológicas de México. El tren permite apreciar esta iconica zona maya en todo su esplendor, con sus magníficas estructuras como El Castillo, El Observatorio y el Templo de los Guerreros.


El camino finaliza en Palenque, donde se localizan algunas de las ruinas mayas más relevantes. Entre ellas destaca el Palacio, el Templo de las Inscripciones, conocido por albergar el sarcófago del gran gobernante Pakal y varias edificaciones rodeadas de la exuberante jungla chiapaneca.


Este trayecto único de norte a sur en el Tren Maya permite combinar naturaleza, cultura, historia, gastronomía y la hospitalidad de las diversas comunidades y pueblos originarios que habitan la península de Yucatán. Todo ello hace de este viaje una experiencia inolvidable.

Beneficios del Tren Maya

Durante su construcción, el Tren Maya generará alrededor de 200,000 empleos directos e indirectos en los cinco estados por donde pasará. Asimismo, una vez terminado, seguirá impulsando la economía local con miles de puestos de trabajo permanentes.


Se espera que contribuya a disminuir la pobreza y marginación que aún se registra en varias zonas rurales de la península de Yucatán. Estas comunidades tendrán con el tren más y mejores opciones de transporte, turismo y desarrollo de proyectos.


El Tren Maya también traerá consigo mejorías en carreteras, telecomunicaciones, red eléctrica y otros servicios públicos. Además, facilitará el traslado seguro de mercancías entre los puertos del Pacífico y Golfo de México.


Las estaciones del tren se están planeando como verdaderos “polos de desarrollo”, puntos estratégicos para generar nuevas oportunidades económicas regionales en torno al turismo, agroindustria, etc.


Y por supuesto, como parte de una iniciativa integral, contempla acciones para proteger al medio ambiente y manejo responsable de los desechos. Se utilizará tecnología y materiales amigables con el entorno.


Turismo sustentable promovido por el Tren Maya

Uno de los principales objetivos del Tren Maya es incrementar el turismo en la Península de Yucatán de manera responsable y sustentable. Se busca ordenar los flujos turísticos para no saturar determinados destinos e impulsar alternativas novedosas en sitios con menos presencia previa de visitantes.


Por ejemplo, se promoverán recorridos de naturaleza, turismo rural comunitario, ecoturismo, turismo de aventura, senderismo, observación de flora y fauna, ciclismo, deportes acuáticos y un largo etcétera.


Asimismo, las rutas ferroviarias permitirán desarrollar nuevos corredores no sólo a las zonas arqueológicas y playas famosas, sino también hacia lugares recónditos de gran belleza y riqueza ecocultural.


Con ello se busca incentivar estancias más largas para conocer a profundidad todos estos destinos. De Cancún a Calakmul, de Palenque a Izamal, son opciones de recorridos que están surgiendo y que seguramente cautivarán a los viajeros.


Infraestructura y tecnología del Tren Maya

El Tren Maya necesitará de la más novedosa ingeniería para superar los retos que implica su ruta por diversos terrenos y geografías. Requerirá de aproximadamente 120 puentes, viaductos, túneles y tramos elevados entre Cancún y Palenque.


Cuenta con tecnología de punta como señales electrónicas, controles automáticos de velocidad, sistema de frenado ICE-3 para operar a alta velocidad con seguridad y eficiencia. Los trenes tendrán capacidad para transportar entre 1,400 y 1,500 pasajeros cada uno.

Hay radares meteorológicos y sistema de comunicaciones vía satélite. Y por si hay alguna eventualidad, se instalará equipo contra incendios de última generación.


En cuanto a vías, será mayormente sobre balasto cementado y con rieles de acero al carbono soldable. Las excavaciones y nivelaciones están considerando cuidadosamente el entorno para proteger cenotes, grutas, ríos subterráneos y el manto freático.


Fideicomiso del Tren Maya

Para dar garantía, transparencia y participación ciudadana al proyecto del Tren Maya, se constituyó el Fideicomiso con el mismo nombre, que es la entidad encargada de administrar los fondos y contratos relacionados.


Este Fideicomiso del Tren Maya tiene un Comité Técnico formado por dependencias federales, estatales y municipales; además de cámaras, colegios y asociaciones vinculadas a la construcción.


También incluye un Consejo Consultivo con organizaciones sociales, colectivos, pueblos originarios y ciudadanía interesada. Su función es supervisar todo el proceso y opinar para mejorarlo.


Es un aprendizaje continuo que se ha incorporado en todo el diseño posterior del Tren Maya.

Preservación de zonas arqueológicas

Una gran preocupación inicial ante el anuncio de la megaobra ferroviaria, fue el posible daño a las miles de zonas arqueológicas registradas y otras aún no descubiertas en el sureste mexicano.


Por ello, desde el principio se contempló un detallado trabajo previo de prospecciones en colaboración con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Gracias a estas exploraciones de todo el trayecto se logró calcular las posibles afectaciones y se tomaron decisiones consensuadas.


En Chichén Itzá, por ejemplo, el Tren Maya no representará ninguna alteración al patrimonio. Pasará aproximadamente a 2 kilómetros de distancia de la zona núcleo, sin intervención visual entre ambos. En el caso de Uxmal, el trazo ferroviario bordeará varios kilómetros retirado el polígono del sitio para descartar vibraciones.


Y en Palenque, la estación se ubicará a 4 kilómetros de las majestuosas ruinas mayas, con un ramal especial de transporte turístico hacia ellas. Así, todas las medidas posibles están garantizando el escrupuloso cuidado a este legado histórico y cultural compartido.

Y más allá de sólo no dañar, el proyecto permitirá enaltecerlo y darlo a conocer mejor al mundo.


1 visualización

コメント


bottom of page