top of page
  • Foto del escritorZamná

El ambicioso proyecto del Tren Maya avanza a paso firme



Una obra estratégica para el desarrollo del sureste

El objetivo del Tren Maya es impulsar el desarrollo económico y social de la región sureste de México, que históricamente ha estado rezagada en comparación con otras zonas del país.

"El Tren Maya es un proyecto orientado a incrementar la derrama económica del turismo en la Península de Yucatán, crear empleos, impulsar el desarrollo sostenible e incluyente y proteger la riqueza cultural y natural de la región", afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los avances en la construcción son visibles

A casi cuatro años del inicio de la construcción, los avances del Tren Maya son evidentes. De acuerdo con los últimos reportes de Fonatur, la empresa gubernamental a cargo del proyecto, se lleva un avance global de más del 50%. Esto incluye obras terminadas y en proceso en distintos tramos repartidos a lo largo del circuito del tren.


Generación de empleos

Otro impacto positivo del Tren Maya es la generación de más de 200 mil empleos, tanto directos como indirectos, según datos publicados por la Secretaría de Hacienda. Muchos de estos puestos de trabajo están siendo ocupados por habitantes de las comunidades cercanas.


Esto se traduce en oportunidades laborales y derrama económica en una de las zonas con mayor marginación del país.


Beneficios ambientales y para las comunidades

Si bien un megaproyecto de esta magnitud podría considerarse una amenaza al medio ambiente, el Tren Maya está demostrando que la modernización de infraestructura puede ser compatible con la conservación ambiental y el respeto a las comunidades originarias.


Compensación ambiental

“No se tira ni un árbol, ni se afecta ningún cenote, ningún río subterráneo y se están respetando todos los sitios arqueológicos", declaró recentemente el director del Fonatur, Javier May.

De hecho, el trazado del tren fue modificado en más de 60 ocasiones para proteger la selva, ríos subterráneos y zonas de patrimonio cultural.

Además, se calcula que la reforestación que se está realizando a lo largo de la ruta equivaldrá a sembrar más de 300 mil árboles.


Consulta y respeto a pueblos indígenas

Desde el inicio, el proyecto consideró indispensable la consulta y consentimiento de las comunidades originarias de la región maya. Se realizaron decenas de asambleas que permitieron incorporar inputs de la población a los planes de construcción.

"Ningún proyecto de desarrollo puede sustentarse si no cuenta con la confianza y apoyo de las comunidades donde éste se realiza", mencionó un representante de Fonatur durante las consultas.


¿Cuándo podremos disfrutar del Tren Maya?

De acuerdo con el presidente López Obrador, el 1 de enero de 2024 circulará el primer tren en el Tramo 5 Sur que corre de Cancún a Tulum. Para finales de 2023 se habilitarán varios tramos adicionales.


Un legado para el desarrollo del país

Más allá de impulsar la economía y el turismo en el corto plazo, el Tren Maya podría transformarse en un legado de conectividad y progreso para las futuras generaciones.

Gracias a la visión y decisión del actual gobierno de emprender un proyecto tan ambicioso, dentro de poco México contará con una moderna red ferroviaria comparable a la de los países más avanzados.


Y lo hará promoviendo el crecimiento económico pero protegiendo el valioso capital natural y cultural de la región.

“Con el Tren Maya se escribirá una de las páginas más bellas de la historia reciente de México”, auguró el subsecretario de Transportes, Rogelio Jiménez Pons. Sólo el tiempo lo dirá.
0 visualizaciones

Comments


bottom of page