top of page
  • Foto del escritorZamná

¿Qué rol desempeña el Tren Maya en el fortalecimiento de la conexión regional?

Actualizado: 4 dic 2023



El Tren Maya es uno de los proyectos insignia del actual gobierno de México. Con una extensión de 1,500 kilómetros, busca mejorar la integración de la Península de Yucatán mediante una red ferroviaria que una sus principales centros urbanos y sitios turísticos.

Si bien el propósito económico es evidente, el proyecto también tiene la ambición de fortalecer la cohesión social, la movilidad sustentable y la proyección conjunta de la región sureste. Analizamos este rol en el engranaje regional que busca desempeñar el tren peninsular.


Articulación interna de la Península de Yucatán

Uno de los ejes centrales del Tren Maya es potenciar la articulación interna de la Península de Yucatán, una región caracterizada históricamente por una deficiente integración física y económica interna, pese a su contigüidad geográfica.


Conectando regiones

Actualmente, moverse por la península resulta engorroso pese a las distancias relativamente cortas. No existen trenes de pasajeros y la carretera es prácticamente la única opción de transporte, con solo dos vías rápidas entre Cancún y Mérida.


El ferrocarril turístico busca saldar esa deuda integrando desde las playas de la Riviera Maya, hasta la zona maya del interior, pasando por ciudades como Valladolid, Izamal o Mérida.


“Por fin tendremos un país más comunicado. Esto ayudará a una mejor distribución de la riqueza”, destacó el presidente mexicano.


Impulso al sur y centro de la Península

Asimismo, se espera un efecto reequilibrador especialmente beneficioso para los estados más rezagados del sur como Campeche y el centro como Yucatán, con menor desarrollo turístico e industrial frente a Quintana Roo.


La nueva conectividad facilitaría el movimiento de bienes y personas integrando mercados. Y se atraerían inversiones privadas hacia nuevos polos como el corredor industrial Escárcega-Calakmul o el Puerto de Sisal en Yucatán.


Fortaleciendo la proyección conjunta

Más allá de la integración interna, el Tren Maya también se plantea como una palanca para proyectar toda la Península de Yucatán conjuntamente al mundo con una imagen de modernidad y sostenibilidad.


Plataforma de proyección

“No es un tren cualquiera, es de pasajeros, moderno, eléctrico y rápido. Será el más importante del continente y una gran obra a nivel mundial”, destacó el presidente López Obrador.

Y remarcó: “permitirá proyectarnos como una gran potencia turística y cultural”.

Esa vitrina global resultaría especialmente beneficiosa para los estados más desconocidos internacionalmente como Campeche y Yucatán.


En definitiva, se apuesta a que toda la franja conformada por Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo logre posicionarse en conjunto como destino turístico diversificado ante viajeros de todo el mundo.

Para ello también se trabaja en mejorar las carreteras transversales interconectando los cinco estados sureños.


En conclusión, si bien la motivación económica y de conectividad es manifiesta, el Tren Maya también busca desempeñar un rol cohesionador tanto interno como frente al mundo. Se aspira a consolidar una imagen conjunta y un mercado regional integrado económicamente.


“No solo es turismo, también es desarrollo para nuestro pueblo. Integración con respeto, sin imposiciones”, resaltó Andrés Manuel López Obrador. El tiempo dirá si esta ambiciosa apuesta rinde los frutos esperados para engranar y proyectar la Península de Yucatán.


2 visualizaciones

留言


bottom of page