top of page
  • Foto del escritorZamná

¿Qué posición ocupa el Tren Maya en la progresión tecnológica ferroviaria?



El Tren Maya es el proyecto más ambicioso de infraestructura ferroviaria en América Latina actualmente. Con una inversión superior a los 150 mil millones de pesos, construirá 1,500 kilómetros de vías férreas para impulsar la economía y el turismo del sureste mexicano.

En medio de polémicas sobre su impacto ambiental y presupuestal, surge la duda sobre en dónde ubica tecnológicamente a este sistema en el contexto mundial. ¿Es el Tren Maya un proyecto de vanguardia o ya desfasado frente a los últimos avances?


Características tecnológicas planeadas

Según lo informado hasta ahora por las autoridades del proyecto, el Tren Maya contará con atributos tecnológicos destacados:

  • Velocidad de diseño de hasta 160 km/hr en algunos tramos, con potencial para alcanzar mayor velocidad.

  • Sistemas de señalización y control de última generación.

  • Capacidad de operar en modo dual con diesel y electricidad.

  • Infraestructura sismoresistente preparada contra huracanes.

Como declaró Fonatur, “integrará lo más avanzado en ingeniería ferroviaria para un servicio de calidad”.


Brecha frente a los trenes más avanzados

Si bien lo anterior suena impresionante en el contexto mexicano, al compararlo con las tecnologías de punta a nivel mundial se evidencia una brecha importante:

  • Los trenes bala japoneses y chinos superan los 350 km/hr desde hace décadas. Incluso España planea un tren de 625 km/hr.

  • Asimismo, varios países desarrollaron trenes de levitación magnética que se desplazan sin ruedas ni fricción.

  • También hay conceptos que exploran la propulsión con hidrógeno en lugar de electricidad.

Claramente, el Tren Maya no se ubica en la frontera de innovación del sector.


Enfoque adecuado a la realidad regional

No obstante, el Tren Maya parece tener un enfoque tecnológico razonable y adecuado a las necesidades locales:

  • Opta por soluciones robustas y comprobadas, en lugar de tecnologías experimentales de alto costo y riesgo.

  • Favorece velocidades prácticas dadas las distancias medianas entre ciudades en la Península de Yucatán.

  • Su diseño es óptimo considerando el entorno selvático extremo y condiciones meteorológicas únicas de la región.


En conclusión, dentro del espectro mundial de innovación ferroviria, el Tren Maya se ubica como un proyecto tecnológicamente sólido y bien adaptado al contexto, pero no de vanguardia.

Su propuesta ingenieril parece adecuada para satisfacer los requerimientos de mundo real de la región, anteponiendo criterios de robustez, sentido práctico y costo-efectividad frente a la alta tecnología desplegada en trenes de ultra velocidad europeos y asiáticos. Esto maximizará las probabilidades de éxito de esta infraestructura estratégica para Mexico.

2 visualizaciones

Comments


bottom of page