top of page
  • Foto del escritorZamná

Los esfuerzos para minimizar la huella ecológica del Tren Maya



Más allá de sus objetivos económicos y sociales, el ambicioso proyecto del Tren Maya está tomando diversas medidas para proteger el frágil ecosistema de la península de Yucatán en su trayectoria.


Es bien sabido que la región alberga joyas naturales como selvas, cenotes, arrecifes y una biodiversidad invaluable. Por ello, los desarrolladores han trabajado de cerca con biólogos y activistas green para monitorear y mitigar el impacto ambiental.

“Hay compromisos firmes de sustentabilidad que estamos obligados a cumplir”, afirmó el coordinador ejecutivo del Tren Maya.

Revisemos qué están haciendo para lograrlo.


Planeación verde desde el inicio

Desde la planificación inicial del proyecto se contemplaron estudios ambientales y medidas diversas en la construcción y operación del tren para hacerla ecológicamente responsable.

Algunos puntos clave son:

  • Puentes especiales para permitir el paso seguro de fauna silvestre

  • Barreras antirruido en áreas sensibles

  • Tecnología de vía férrea que minimiza vibraciones nocivas para vida salvaje

  • Reforestación de flora afectada

  • Gestión de residuos, uso de energías limpias, etcétera

Se trata de un trabajo integral que ya dio frutos en la primera etapa y que seguirá durante la operación del Tren.


Monitoreo ambiental externo

Además, el proyecto ha sido sujeto a un escrutinio sin precedentes por colectivos eco-activistas, universidades y la opinión pública.

“La vigilancia y denuncia ciudadana nos mantienen alertas y responsables”, afirmó un directivo.

Gracias a convenios con estas organizaciones, el Tren Maya recibe retroalimentación constante para enmendar cualquier desvío o falla en sus promesas verdes.

Transparencia total

Destaca también que todas las evaluaciones e informes ambientales relacionados con el tren son públicos y accesibles en el sitio web oficial.

Esta transparencia proactiva facilita verificar el cumplimiento y avance real en materia ecológica. De nuevo, un hecho sin precedentes en México.



Hacia una mejora continua

Finalmente, dentro de la política de desarrollo sostenible aplicada al tren, los expertos recalcan que se trata de un esfuerzo gradual y permanente, no de metas estáticas.

Se busca entablar un proceso virtuoso de mejora continua de los procesos a través del tiempo, a medida que avances tecnológicos e ideas innovadoras permeen en el proyecto.

Podemos estar seguros que la visión ambiental del Tren Maya irá evolucionando positivamente.


Más allá de sólo mitigar daños, el enfoque del Tren Maya es lograr beneficios ambientales netos. Aunque el reto es grande, el compromiso genuino con la sustentabilidad existe - respaldado por múltiples herramientas de monitoreo transparente y retroalimentación de la sociedad civil.

Conforme avance su operación, estaremos atentos a verificar que la promesa verde que hizo este tren innovador siga cumpliéndose cabalmente.

13 visualizaciones

Comments


bottom of page