top of page

El Tren Maya: Un Viaje por las Tradiciones y Costumbres de México

Actualizado: 29 feb



El Tren Maya: Un Viaje por las Tradiciones y Costumbres de México

México es uno de los países con mayor riqueza cultural en el mundo. Sus tradiciones y costumbres, forjadas durante milenios, constituyen toda una invitación a sumergirse en el fascinante sincretismo del encuentro entre sus pueblos originarios y la herencia hispánica del periodo virreinal.


Y qué mejor manera de iniciar este recorrido que a bordo del Tren Maya, la moderna red ferroviaria que conectará los estados del sureste mexicano: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.


Este tren turístico, llamado también Turitren, permitirá a los viajeros adentrarse en las variadas expresiones del folclore mexicano representadas en danzas como La Danza de los Voladores, rituales ancestrales maya-tzotziles, imponentes pirámides prehispánicas y coloridos pueblos típicos de Tabasco.


Asimismo, a lo largo del camino se podrá degustar la deliciosa y variada gastronomía regional en mercados tradicionales y saborear el místico Licor de Xtabentún, elaborado por los antiguos mayas. ¡Todo un crisol cultural sobre rieles!


Rituales Vivos de los Pueblos Originarios

Iniciando el trayecto desde la ciudad de Palenque en Chiapas, a solo 10 kilómetros de la estación, puede admirarse uno de los rituales vivos más fascinantes del mundo maya: el Vuelo Danzante de los Voladores en el Parque Nacional Cascadas de Agua Azul.


Aquí, integrantes maya-tzotziles realizan una ceremonia previa y luego cuatro voladores se lanzan en picada desde una torre de 30 metros mientras un quinto permanece tocando una flauta y un tambor. Representa la cosmovisión indígena sobre el culto solar y la fertilidad. Una tradición viva con 500 años de antigüedad.


Prosiguiendo el viaje a bordo del Tren Maya pueden explorarse colourful towns donde florece el arte y la cultura, así como ceremonias ancestrales de grupos étnicos como los lacandones, choles, tzeltales y tojolabales que habitan la región selvática de Chiapas desde épocas prehispánicas.


El Encuentro de Dos Culturas en Tabasco

Al internarse en plena región olmeca, cuna de la civilización mesoamericana, el tren arriba al estado de Tabasco, un territorio donde germinó la cultura de algunos de los primeros pobladores de México.


Destaca la zona arqueológica La Venta, que alberga vestigios como la monumental cabeza colosal Olmeca así como estelas, altares y tumbas que constituyen un testimony vivo del pasado indígena de México.


No muy lejos se ubica el Pueblo Mágico de Tapijulapa, famoso por sus elaborados tejidos y huipiles multicolores, así como la Laguna del Rosario, donde puede saborearse la tradicional gastronomía tabasqueña a base de pescados y mariscos en un entorno natural único.


El Legado Maya Peninsular

Adentrándose en la península de Yucatán, el Turitren permite llegar a Campeche, ciudad amurallada fundada por los españoles sobre la antigua población maya de Ah Kim Pech, ‘Tierra de Serpientes’.


Recorrer sus angostas calles empedradas rodeadas por murallas, baluartes y edificaciones virreinales es como realizar un viaje en el tiempo hasta el siglo XVII para revivir épocas de piratas e historias de encrucijada cultural.


Ya en pleno estado de Yucatán descansa la majestuosa Chichén Itzá, ciudad maya elegida como Maravilla del Mundo Moderno donde puede apreciarse la fusión de las culturas tolteca y maya reflejada en edificaciones como en El Castillo, con influencia centroamericana y mexicana.


Música, Danza y Gastronomía Caribeña

Finalmente, internándose en Quintana Roo, el Tren Maya permite disfrutar de las tradiciones culturales del Caribe mexicano donde resuenan ritmos como La Bamba, influidos por cubanos, jamaicanos y por supuesto, por los ancestrales habitantes mayas.

Aquí pueden degustarse platillos regionales como el Queso Relleno, el Pan de Cazón, así como el tradicional e intrigante Xtabentún, un licor maya elaborado con miel fermentada que los viajeros pueden degustar en restaurantes junto a las paradisíacas playas de la Riviera Maya.


Como puede apreciarse tras este recorrido a bordo del fascinante Tren Maya, en el sureste mexicano conviven de manera única ritos, sabores, colores y sonidos que reflejan el abrazo eterno entre las ancestrales tradiciones originarias y el legado cultural del virreinato español en pleno siglo XXI.

Uno los grandes atractivos para los viajeros es descubrir sabores nuevos que despierten sus sentidos e imaginación. En ese sentido, el Tren Maya permite adentrarse en una explosión de aromas, texturas y recetas tradicionales propias de la cultura culinaria maya, española y caribeña.


Iniciando el tour gastronómico desde Chiapas, se recomienda saborear la tradicional empanada de Flor de Izote, una flor comestible que se rellena con queso chiapaneco y se fríe hasta lograr un crujiente dorado.


En los pueblos mayas de la región selvática, puede probarse el extenso recetario a base del delicioso Cacao, considerado oro líquido por los aztecas y una bebida sagrada para los mayas. Aquí se elabora desde épocas ancestrales.


Ya en Tabasco el tren se detiene obligadamente en la tierra del mole, donde se produce el delicioso cacao tabasqueño. No pueden dejar de probarse recetas como el exquisito Bacalao a la Tabasqueña o los aromáticos Tamales de Chipilín envueltos en hojas verdes de esta planta.


Al internarse en la ciudad amurallada de Campeche, declarada Patrimonio de la Humanidad, el menú tradicional ofrece suculentos platillos a base de rellenos negros de pavo enrollados con huevo. Una delicia típica.

Avanzando sobre los rieles hacia Mérida, su capital gastronómica, Yucatán deslumbra con su cocina regional emblemática como los aromáticos Pibipollos tamalitos hechos en pib, el Bollo de Maíz relleno de Frijol Colado y carne de puerco, así como el intrigante Queso Relleno yucateco.


Para acompañar estas delicias, nada mejor que una copa del místico Xtabentún, un licor dulce elaborado por los mayas a base de miel de abeja fermentada con anís. Se dice que sus propiedades curativas y afrodisíacas eran conocidas entre las antiguas culturas de Mesoamérica.


Finalmente, internándose hasta Quintana Roo, el tour culinario a bordo del Tren Maya se corona con la Saída de Atún fresco del Mar Caribe, cocinado con especias típicas del sureste. También pueden degustarse los deliciosos mariscos y pescados de la Costa Maya.


2 visualizaciones

Comments


bottom of page