top of page
  • Foto del escritorZamná

El Tren Maya motorizará el progreso del sureste mexicano



Un sureste rezagado con enorme potencial

A pesar de su vasto patrimonio natural y cultural, el sureste mexicano históricamente ha estado rezagado respecto a otras regiones del país en indicadores socioeconómicos. De acuerdo con cifras del Coneval, quinta parte de la población en estados como Chiapas, Yucatán y Quintana Roo vive en pobreza.

Ante este contexto, el Tren Maya es visto como una palanca estratégica para cambiar esa situación. “Con esta obra inicia una nueva etapa de justicia social y desarrollo compartido para el sureste”, sentenció el presidente López Obrador.


Impactos económicos: inversión, empleo y derrama

En términos estrictamente económicos, el Tren Maya está generando ya impactos sin precedentes para la región sureste.

Captación de inversiones

  • Tan sólo en 2022 ingresaron al sureste inversiones privadas vinculadas al Tren Maya por más de 8500 millones de pesos, según la Secretaría de Economía.

  • Al cierre de la obra, se calcula una inversión económica total de más de 190 mil millones de pesos en la región.


Derrama turística

  • Con el Tren Maya, el pronóstico es que el número anual de turistas en el Sureste pase de los actuales 20 millones a casi 38 millones en 2030, según proyecciones de la Sectur.

  • Esto multiplicalrá la derrama anual del sector de 583 mil millones de pesos en la actualidad a más de 1.2 billones para 2030.


Conservación ambiental y desarrollo social

Más allá de números fríos, el Tren Maya está concebido como una palanca para un desarrollo verdaderamente integral y sostenible para los más de 10 millones de habitantes del sureste.


“No se trata sólo de mayor riqueza económica, sino de más calidad de vida respetando la cultura y entorno natural de la región”, subrayó el presidente López Obrador.

Y en ese sentido van encaminadas acciones como la reforestación de 376 mil árboles a lo largo del circuito ferroviario o los programas de rescate de lenguas indígenas vinculados al proyecto.


El futuro luce promisorio

Todo parece indicar que la ambiciosa apuesta del Tren Maya rendirá frutos más pronto que tarde. Y no serán beneficios aislados ni efímeros, sino un impulso integral que ayudará a potenciar las inmensas capacidades de una región históricamente postergada.

Para millones Sureños, el sueño de un futuro más próspero sin tener que renunciar a sus raíces hoy luce más cercano gracias al Tren Maya. Falta poco para confirmar que esa promesa de progreso compartido sea una realidad.

1 visualización

Comments


bottom of page