top of page
  • Foto del escritorZamná

¿Cuándo se prevé la finalización completa del proyecto del Tren Maya?


El Tren Maya es uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos emprendidos en México en las últimas décadas. Se trata de una línea férrea de 1554 kilómetros que recorrerá la península de Yucatán conectando puntos turísticos, ciudades y sitios arqueológicos en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.


El proyecto consta de 20 estaciones ubicadas estratégicamente a lo largo del sureste del país.

El objetivo principal del Tren Maya es impulsar el desarrollo socioeconómico de la región a través del turismo. Se espera que la obra genere empleos, reactive las economías locales y promueva los atractivos culturales y naturales del sureste mexicano. Además, la línea férrea permitirá un transporte más eficiente y sustentable en la zona.


Fechas clave en la construcción del Tren Maya

La construcción del proyecto Tren Maya comenzó oficialmente en diciembre de 2018 tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador. Las obras se dividieron en siete tramos que contemplan diferentes fechas de inicio y finalización.

El Tramo 1 que va de Palenque a Escárcega fue el primero en arrancar y actualmente registra un avance del 45%. Se espera que esté culminado para mediados de 2023.

El Tramo 2 de Escárcega a Calkiní también inició tempranamente y lleva un progreso del 38%. Su conclusión está programada para finales de 2023.

El Tramo 3 uniendo Calkiní con Izamal empezó después y registra un 25% de avance al momento. Podría finalizarse a mediados de 2024.

Los tramos 4 y 5 entre Izamal y Tulum están en marcha, pero con retrasos debido a suspensiones judiciales. Se pronostica su finalización para 2024.

Por último, los tramos 6 y 7 en el norte y sur de Quintana Roo son los más rezagados. Apenas superan el 10% de progreso y su culminación se vislumbra para 2024.


Retos en la ejecución del proyecto

La construcción del Tren Maya ha enfrentado diversos retos que han provocado retrasos en el cronograma inicial. Algunos de los principales desafíos son:

  • Suspensiones judiciales por violaciones a leyes ambientales y falta de permisos.

  • Oposición de comunidades indígenas por falta de consulta y afectaciones territorio.

  • Hallazgos arqueológicos que obligan a modificar el trazado. Más de 4,000 vestigios se han identificado.

  • Complicaciones técnicas por el tipo de suelo kárstico de la región. Exige adecuaciones especiales.

  • Insuficiencia presupuestal ante alza en costos y nuevas necesidades. Se requieren más recursos.

  • Retos en la planeación y contratación de algunos tramos.

Proyección de finalización total

A pesar de los imprevistos y problemas enfrentados hasta ahora, el Gobierno Federal se mantiene optimista sobre la culminación del proyecto del Tren Maya en el horizonte planteado originalmente.

De acuerdo a las últimas declaraciones oficiales, se espera que la obra en su totalidad sea concluida para el año 2024. Sin embargo, especialistas en el sector advierten que este plazo podría extenderse ante los retrasos actuales.

Mucho dependerá de la capacidad para acelerar el ritmo de construcción en los tramos más rezagados y, sobre todo, de la voluntad política para afrontar los cuestionamientos legales y presupuestarios recurrentes. Superar estos desafíos será clave para inaugurar el Tren Maya a finales de esta década.


Preguntas frecuentes

¿Qué beneficios traerá el Tren Maya?

  • Impulsará el turismo y la economía del sureste mexicano.

  • Generará empleos locales durante su construcción y operación.

  • Ofrecerá transporte eficiente y sustentable en la región.

  • Conectará puntos de interés arqueológico, cultural y natural.

¿Qué tipo de tren será el Tren Maya?

  • Tendrá tecnología de punta para alta velocidad y eficiencia energética.

  • Será eléctrico para minimizar la huella de carbono.

  • Contará con doble vía en todo su trayecto de 1554 km.

¿Cuánto costará la construcción del Tren Maya?

  • La inversión total estimada es de 200 mil millones de pesos.

  • El Gobierno Federal aporta la mayor parte del presupuesto.

  • También participa el sector privado mediante inversiones y contratos.

Como se puede observar, la culminación total del ambicioso proyecto del Tren Maya aún enfrenta desafíos importantes. Superar los retrasos actuales requerirá redoblar esfuerzos en los frentes técnico, legal, presupuestal y social. Si bien el panorama luce complicado, el Gobierno se mantiene optimista de lograr la conexión ferroviaria del sureste mexicano antes de 2024. El éxito de esta magna obra dependerá de la coordinación entre autoridades, empresas y comunidades inmersas en su ejecución.

3 visualizaciones

Comments


bottom of page