top of page
  • Foto del escritorZamná

Aspectos de la cultura maya transformados por el Tren Maya



Más allá de sus impactos económicos y sociales, la monumental obra del Tren Maya provocará cambios en las tradiciones y formas de vida de las comunidades mayas que habitarán a lo largo de sus vías. Algunas serán positivas, pero también se prevén retos.


Con una extensión de 1500 kilómetros atravesando territorios ancestrales, el Tren Maya conectará pueblos originarios que han permanecido aislados y apegados a costumbres arcaicas por siglos.

Su arribo traerá progreso, pero igualmente provocará una apertura cultural que erosionará prácticas milenarias. “Será un parteaguas que puede debilitar sus raíces”, consideró el antropólogo Manuel Abraham.

Expertos en cultura maya exploran aquí los aspectos que sufrirán mayor transformación ante la avalancha modernizadora del tren.


Pérdida de lenguas nativas

Uno de los principales temores es que el constante flujo de visitantes hispanohablantes desplace el uso de idiomas mayas como el yucateco, chol, tseltal o tsotsil en pueblos aledaños a las vías.


“Los jóvenes ya muestran poco interés en aprender Maya. Esta influencia externa puede acelerar su desaparición”, lamentó el lingüista Gabriel Pakal. Hoy en día más de 800,000 mayaparlantes enfrentan el riesgo de perder su lengua ancestral.

Asociaciones indígenas exigen al gobierno acciones urgenes para proteger este patrimonio cultural intangible ante la avalancha de turistas que llegará.


Folklore y artesanías

Igualmente se teme que la artesanía tradicional maya se oriente a producir en serie souvenirs baratos para los visitantes, en lugar de conservar técnicas y diseños milenarios.

Ya están apareciendo imitaciones kitsch de deidades como Chac Mool o la serpiente emplumada Quetzalcóatl en lugares turísticos como Tulum o Chichén Itzá.

“Debemos preservar la belleza única del arte maya”, remarcó la experta en textiles Elvira Poot. Instituciones culturales ya trabajan para sensibilizar sobre la importancia de proteger estas tradiciones ancestrales.


Dieta y gastronomía local

La comida típica maya, basada en vegetales, tubérculos y maíz, también se diluirá ante la introducción de cadenas globales de comida rápida.

Por ejemplo, platillos sagrados como el Pib, el Saka’, las Tamaladas o el Tsotobilchay corren peligro de ser desplazados por hamburguesas y pizzas en las nuevas zonas turísticas.

Chefs indígenas ya promueven campañas para resaltar los valores nutricionales, espirituales y culinarios de estas preparaciones, buscando que autoridades las declaren Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


El Tren Maya transformará para siempre la idiosincrasia de los pueblos mayances cuyas vidas girarán ahora alrededor de sus vías. Habrá impactos preocupantes, pero también una ventana para reivindicar y compartir su grandeza cultural.

Como dijo la antropóloga Amalia Cardós: “Los mayas han demostrado enorme resiliencia ante cambios externos extremos en el pasado. Esta puede ser una ocasión para que emerjan aún más fortalecidos”.

3 visualizaciones

Comments


bottom of page